Preparaciones

Las condiciones bajo las cuales se elaboran los preparados biodinámicos son tan importantes como sus partes constituyentes. La mayoría de los materiales necesitan el ciclo completo del año para poder “madurar”.

Dado que las dos partes, vegetal y animal, se utilizan en la elaboración de los preparados, algunas personas los comparan a la alquimia medieval. Lo que es más relevante de la idea de Steiner es que las fuerzas en las plantas y en los órganos de los animales pueden combinarse de tal modo que la Naturaleza puede mejorarse, sanarse y apoyarse en el transcurso del año. Los preparados se conocen por los números 500 al 508 (nomenclaturas en clave a consecuencia de la prohibición en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial) y por las sustancias o plantas que se emplean en su elaboración.

Preparación de boñiga en cuerno (preparado 500):A principio de otoño se llenan los cuernos de vaca (que haya tenido varios partos, se reconocen por los anillos que tienen en la base del cuerno) con estiércol sin paja, preferiblemente de vacas preñadas, de manera que no queden espacios de aire en su interior. Se entierran hasta la primavera en suelo de pradera o de forraje que tenga una buena capa de humus. Hay que evitar los suelos pantanosos, los suelos con raíces de árboles o arbustos y las cercanías de muros y caminos y de zanjas. El contenido se saca a principios de la primavera del cuerno y se almacena en un lugar seco, en un cajón rodeado turba rubia. Los cuernos pueden volver a usarse (tres o cuatro veces y se guardan en un lugar aireado). Este preparado actúa sobre la vida del suelo. Se fumiga en forma de gotas gruesas cuando comienza el proceso vegetativo de la planta, preferiblemente al anochecer, cuando la Tierra aspira con cielo cubierto. También antes de sembrar y trasplantar se sumergen las raíces de las plantas ya que estimula su desarrollo.

Preparación de sílice en cuerno (preparado 501)
Después de Semana Santa, el cuarzo es molido hasta dejarlo como harina fina. Se mezcla con agua de lluvia para hacer una lechada densa y se pone en el cuerno dejándolo escurrir varios días. Los cuernos se entierran durante el verano y se sacan a final de septiembre o principios de octubre. Se saca el contenido para almacenarlo en un bote de cristal en un lugar soleado y seco. Este preparado estimula la actividad de las hojas, equilibrando de este modo la formación de las substancias. Se fumiga en forma de gotas finas sobre las plantas verdes o sobre las flores cuando empiezan a formar sus fructificaciones. Los días despejados favorecen su efecto, evitar medio día caluroso o viento seco y frío. En días nublados por la mañana temprano 1 gr para 10-15 litros a un cuarto de hectárea. Se fumiga al amanecer cuando la Tierra espira.
Tanto el preparado 500 como el 501 se remueven enérgicamente en agua tibia de manera que con el movimiento se forme un fuerte remolino. Durante una hora se va cambiando alternativamente el sentido del giro. Aplicar lo antes posible después de terminar de removerlos. Los cuernos de este preparado no conviene reutilizarlos.
Remover pequeñas cantidades de material en grandes cantidades de agua se llama dinamizar. Este proceso transfiere las fuerzas y cualidades del preparado al agua. Mucha gente que trabaja con biodinámica encuentra que esto es una forma de meditación. Para una superficie de una hectárea se necesitan de 40 a 80 litros a los que se añaden 250 a 300 litros del preparado de boñiga.

Preparación de la Milenrama (Achillea Millefolium) (preparado 502)
Se ponen flores frescas de milenrama, recogidas en plena floración un día soleado, en una vejiga de ciervo macho. Se cuelga al Sol antes del 24 de junio; se llenan a principios de verano (San Juan), se entierra a principios de otoño y se recupera después de Semana Santa.

Preparación de Manzanilla (Chamomilla Recutita) (preparado 503)
Se recolectan flores de manzanilla a primera hora de una mañana soleada, se dejan secar a la sombra y se guardan hasta el otoño. Tras humedecer las flores secas con una infusión de la planta entera, se introduce en trozos de intestino delgado de vaca. Se entierra en un lugar bien irradiado por el sol y sobre el cual, durante el invierno, permanezca la nieve largo tiempo tras una nevada (ventisquero); se saca antes del fin de abril.

Preparación de Ortiga (Urtica Dioica) (Preparado 504)
Se atan haces de ortiga cortada a primera hora de la mañana, cuando empiezan a florecer, y se empaquetan en un saco de arpillera o en una caja de madera. Se entierran hacia el 24 de Junio, rodeadas con una capa de unos 5 cms de turba; se recupera un año más tarde.

Preparación de Roble (Quercus Robur) (Preparado 505)
La corteza de un roble viejo, cogida a principios de otoño, se tritura de manera que las partículas más gruesas tengan el tamaño de un grano de trigo; se introduce en el cráneo de un animal doméstico (preferiblemente vacuno), se aprieta firmemente, y si cierra el agujero con una pieza de hueso y un poco de arcilla. A principios de otoño se encierra en barro de materia vegetal a orillas de una corriente de agua. Se recupera en primavera.

Preparación de Diente de León (Taraxacun Officinale) (Preparado 506)
En otoño se humedecen las flores secas de diente de león (recogidas en una mañana soleada de primavera en fase temprana de florecimiento; hay que observar que los pétalos interiores de la flor estén todavía cerrados) con infusión de la planta entera; se envuelven en trozos de mesenterio de vaca lechera (el pliegue fino de la piel de la panza de donde cuelga el intestino delgado) y se entierran para recuperar en primavera.

Preparación de Valeriana (Valeriana Officinalis) (Preparado 507)
Se prenzan las flores frescas de valeriana recogidas recién abiertas por la mañana y se pone el zumo en botellas. Se pueden dejar una noche en agua de lluvia para que se ablanden, al día siguiente triturarlas y exprimirlas. Dejarlas fermentar durante unas seis semanas de forma anaeróbica, luego se tapan y se almacenan en una bodega oscura. El jugo de valeriana se puede utilizar durante varios años en el compost y también para prevenir heladas.
Los preparados para el compost (del 502 al 506) se guardan en vidrio o cerámica de barro, rodeados de turba y/o fibra de coco, y se almacenan en un lugar oscuro y fresco, como una bodega o un sótano.

Preparación de Cola de Caballo (Equisetum Arvense) (Preparado 508)
Se hierven los tallos estériles enteros recogidos antes de San Juan en día soleado. Se aplica muy diluida sobre el suelo y las plantas en otoño, en primavera y en pleno verano. Ayuda a controlar la formación de hongos.
La cola de caballo posee mucho sílice, que está en relación con las fuerzas de la luz; los hongos están en relación con las fuerzas de la oscuridad. La planta ha de guardar un equilibrio entre estos tipos de fuerzas. Puede utilizarse como preventivo y en repetidas ocasiones. Se ponen de 200 a 300 gramos de la planta en 20 litros de agua y se deja hervir suavemente durante una hora. Esto se diluye del 5% al 10% y se fumiga sobre el suelo y plantas en septiembre hasta marzo-abril a razón de 100 litros por hectárea.

Estos seis preparados 500 a 507 se utilizan para añadir al compost, al estiércol, al purín y a las fosas de estiércol con purín. Se hacen 5 agujeros con un palo con punta distanciados como mínimo 50cm a 2 m, se toma un cuarto de cucharita de café, se recomienda envuelto en estiércol o compost, se hace una bola y se introduce en el agujero.

La experiencia de ocho décadas y numerosos experimentos documentados ratifican el efecto de los preparados biodinámicos y están contribuyendo a la ampliación y asentamiento de las ideas de Rudolf Steiner aplicadas a la práctica agrícola.